miércoles, 2 de julio de 2008

Atenti

Hoy estuvimos conversando en la reunión que hay muchos que escribieron comentando que querían sumarse participando en algunas actividades de La Flecha. En el primer cuatrimestre no hicimos ningún taller por que teníamos que avanzar en otros temas, pero ahora, ya estamos preparando el primero del año. En estos días sale la invitación para el sábado 12.
Se viene
(Fronteli abstenerse)

4 comentarios:

javier dijo...

Cuenten conmigo.
Hora? lugar?
tiren los datos, que allí estaré.
(psicología)

Pablo dijo...

Javier, el taller es en Jaramillo 1794 esq. 3 de febrero, Nuñez, Capital a las 18.30
Después del taller comida para compartir juntos.
Te esperamos!!

Fede Marque dijo...

Buenísimo, sobre qué tema va a ser?

Anónimo dijo...

A ver, este tema...
--
Centenario de descubrimiento ignoto

-- ... Jakob descubrió el cerebro visceral ...
-- ¿Cerebro qué? ¿Cuál Jakob? ¿El de la Torah?
-- No, uno del Borda. Visceral, es el cacho de cerebro que según cambia nos hace sentir sus cambios como emociones. Nada menos.
-- ¡Merdiez! Nada que ver con nosotros.
-- Era un profe en Filo. También en La Plata - Humanidades. Laboraba en el Borda. Y las emociones que nos hacen sentir los distintos estados del cerebro visceral son el orgasmo, los terrores, hambre, dolor, ira ... Como formas más suaves, deleites, angustia, audacia...
-- ¿No los hace el alma?
-- Sí, claro, como dice el vals. "Desde el alma". ¿Por qué no la llamás psiquismo, Sari? Desde el alma o también desde el cuerpo podés iniciar esas emociones. Pero para sentirlas de verdad, al cerebro visceral tenés que ponerlo en el estado adecuado, desde el alma o desde el cuerpo. A este estado tu psiquismo reacciona, "entonándose" con esas emociones o "entonaciones sensoemocionales". "Entonación" es terminología de Jakob, que también era músico.
-- ¿Y por qué nadie me enseñó nada de esto?
-- Porque treinta años después de contarse por todo el mundo el descubrimiento de Jakob, para 1937, Hitler ya se había sacado la máscara. Y Jakob había nacido en Alemania en 1866, aunque laboraba en el Borda. Los yanquis no iban a reconocer un descubrimiento científico de primera a un alemán o a un ruso, ni estos a aquellos. Guerra de bibliografías. Así que los yanquis lo atribuyeron a un estadounidense que en 1937 publicó dos paginitas para describir apenas muy parcialmente el cerebro visceral. Y le dieron el nombre de este, llamándolo "Circuito de Papez". Después todo fue publicidad.
-- Pero yo oí hablar de cerebro visceral...
-- Sí. En 1949, pensando que Jakob estaba olvidado, un seguidor de Papez también estadounidense, apellidado Maclean, le puso a lo que ellos llamaban Circuito de Papez el nombre que Jakob le había puesto al circuto entero, sin nombrar a Jakob. Con eso y varias macanas que declamaba sobre "cerebro triuno" y "cerebro reptiliano" conservado dentro del nuestro, MacLean entre ellos se hizo famoso gratis. Hasta que ahora un griego comemoró en inglés el centenario del descubrimiento de Jakob en una revista científica de primera línea, pateando el tablero.
-- ¿Y por qué no me lo cuentan en Psico?
-- Porque en 1965 rajaron del Borda a un neurólogo que sigue de profe en Psico. Este se vengó en 1985 rajando de los concursos para cubrir las cátedras de la nueva facultad de Psico al joven investigador del Borda que, aunque nada tenía que ver con el episodio anterior, iba a enseñar sobre la tradición de Jakob. Y a esta tradición la presionaron muchísimo, de modo que a los yanquis se les hizo el campo orégano. Inundaron el mundo con sus "consciousness studies": un verso, que a la Big Pharma le viene macanudo para vender sus moleculitas, lo que los aportes de la tradición de Jakob hubieran obstaculizado.
-- Como siempre. Nos dividimos y perdimos.
-- Añadí que de la tradición de Jakob salió también Ramón Carrillo, que por cincuenta años fue silenciado y quemados sus libros en EUdeBA porque decían que fue peronista, aunque Carrillo criticó mucho el rumbo que iba tomando el gobierno de Perón y renunció como ministro de Salud catorce meses antes de que a Perón lo derrocaran. Después, a la tradición de Jakob la hostigaron permanentemente. Debieron suspender las clases que venían dictando hacía un siglo. Le inundaron varias veces el laboratorio y la biblioteca en el Borda. Le destrozaron el laboratorio en el Moyano. Y en 1994 a Gerardo Sofovich con "Zoobotánico 2000 S.A". se le esfumó la biblioteca de 24.000 carísimos libros que Jakob, Onelli y Holmberg reunieron en el zoológico y esta tradición seguía utilizando...
-- ¿Y ahora?
-- Bien, gracias. Son cabeza dura. Acaban de publicar un tratado gordo en The MIT Press, donde ellos llevan la parte central y colaboran el presidente del Instituto Max Planck, el fundador de la antipsiquiatría Thomas Szasz y gente de veinte países. Artículos, a patadas. Llevan hace quince años una revista que por Internet tiene el más alto flujo de lectorado científico en la región. Y las clases las dictan por audiotexto. ¿Chivo? Buscala en http://electroneubio.secyt.gov.ar/
-- ¿Cómo se llamaba Jakob?
-- Christofredo hubo que ponerle, porque nació el 25 de diciembre. Christofredo Jakob.
-- Lindo nombre para el varoncito que espero.
-- Para un judío es jodido nacer en Navidad. A veces el Imperio lo crucifica. Pero cuentan que resucita y vuelve, como el gato Félix.